¿QUIÉN SOY?




Este es el blog de MANUEL BUENDÍA BERCEDO. Pretendo mostrar una propuesta profesional y particular acerca de la Igualdad de Género y las Masculinidades. Veremos algunas respuestas a la pregunta anterior pero sobre todo, haremos muchas más preguntas para invitar o implicar a otros hombres en la Igualdad.



jueves, 7 de noviembre de 2013

¡El Rey desnudo se va de putas!



El Rey está desnudo, eso ya lo sabíamos desde que  Hans Christian Andersen nos escribiera el traje nuevo del emperador. En este caso el traje es muy viejo. El Patriarcado en todas sus formas y toda su extensión tiene muchos aspectos parecidos al famoso cuento. Casi todo el mundo disimula, mira para otro lado, o le interesa seguir el juego. Todas las sociedades son machistas y patriarcales en diversas formas, parecidas o diferentes, en distinto grado, según el rincón del mundo.

En este caso ha saltado la noticia en Francia de que hay 343 gilipenes que protegen a sus putas, después de saber que el gobierno francés interviene en el asunto de la prostitución.

El niño del famoso cuento ha crecido, y ha podido conocer cómo funcionan las cosas. Ese niño ha podido hablar con unas y con otros durante muchos años y por fin es adulto.


Ya he crecido, hablo a partir de ahora en primera persona. Pienso que es muy saludable conservar un niño grande y a la vez maduro. Un niño grande que pisa con los pies en la tierra con un mínimo de honestidad consigo mismo e inteligencia. Los que no pisan en el suelo  son quienes se autoengañan, miran para otro lado o, bien por una interpretación romántica, literaria, superficial  y cínica  a partes iguales, conservan ese niño caprichoso de cinco años que sigue encantado mientras juega con su pene. Ahora resulta que les ha dado un berrinche porque “les han tocado sus putas”.


Se ha abierto por fin el debate en Francia. Afirmo que eso es muy positivo, llevamos mucho tiempo esperándolo. He hablado con muchos hombres sobre este tema. Ante preguntas como ¿por qué me dices que no te vas de putas? ¿Nos vamos de putas el viernes? o, ¿tu mujer te deja irte de putas?... Me he encontrado respuestas tan diferentes como curiosas. Hay que eliminar primero la vergüenza, o rebajar la ansiedad por tocar un tema extraño al principio. En muchas ocasiones he tenido conversaciones muy interesantes, más o menos sensatas según mi opinión. Y en otras muchas ocasiones me he sentido como un gilipollas, (me está bien por preguntar). Resalto esa mirada burlona, quizá  una sonrisa  capulla, o esa arrogancia apalancada que proporciona la testosterona y el dinero.

El caso es que a veces me han hecho sentirme mal, incómodo en muchas ocasiones, con una clara hostilidad en otras por atreverme a tocarles los cojones. La manera más suave ha sido volver a sentirme el niño del cuento al que no se le respeta o no se le hace caso porque pregunta algo que todo el mundo ya sabe. En cualquier caso es un juego peligroso, de eso no cabe duda.


En ocasiones escuchaba la frase de lo políticamente correcto. Algo así como un cinismo a varias bandas. La realidad ya sabemos la que es, pero hay que disimular. Existe un proxenetismo global intocable, que para optimizar su rentabilidad globalmente, y máxime en una época de crisis global, hay que disimular con un cinismo global de lo políticamente correcto. Hace tres días, sin ir más lejos, volví a escuchar como otras decenas de veces que la prostitución es la válvula de escape, o la prevención de las violaciones, o la prevención de la violencia de género. (...)

Estupenda Lidia Falcón como otras veces en su artículo que recomiendo leer.( Las putas son propiedad de los hombres). No voy a repetir ni resumir el artículo donde lo explica muy bien. Muy clarito para quien quiera informarse.


Insisto, por fin saltó el debate en Francia, lugar físico tan simbólico como tantas otras veces. Es una oportunidad inédita  para que cada hombre en el sofá de su casa, en la soledad de su cama, o mientras medita con ese pincho de tortilla de la barra del bar con los colegas se pregunte y se responda obligatoriamente: ¿yo dónde estoy? ¿Qué pienso de todo esto? Sin mirar para otro lado. Ahora no vale abstenerse. Mientras te lo piensas puedes dedicarte a los placeres de una buena lectura erótica o al secreto de Onán.


Reflexionar, conocerse a sí mismo, mostrarse y explicitar con claridad en este tema sirve para forzar en cierta forma la idea de que no valen medias tintas. Imaginemos una montaña  donde una bola en la cima termina rodando para un lado o para el otro.



Estupenda igualmente Maria Soleto en su columna del mundo, ( ¡Ninguna mujer es tu puta, gilipollas!), donde explica muy bien algunos detalles necesarios para entender por qué las cosas han discurrido así. Me ha hecho recordar una vez más las trampas de la superficialidad o de la frivolidad tan interesantes para el poder.

Cuando un sistema está muy deteriorado ocurre que se baja la guardia, y las precauciones. Ocurre en otras situaciones de corrupción generalizada, donde ya ni se toman la molestia de disimular y meten la pata. Resulta ya descarado. Es entonces cuando pueden aparecer “niños y niñas” como el del cuento que no saben ni siquiera cómo es lo políticamente correcto. Conocí una persona joven que estaba tan convencida de que los carnés de conducir automóviles se compraban, que no tenía ni idea de la existencia de un examen oficial para obtener el permiso. Nadie se lo había explicado y simplemente se le escapó inocentemente lo que había visto hacer desde siempre.


Estos 343 intelectuales cabrones como se autodenominan han sacado una campaña de protesta haciéndose los graciosos jugando con las palabras y los símbolos. En definitiva ideología y violencia. Con un marketing tan superficial, como casi todo lo que se ve últimamente, han cometido un grave error de bulto. Y nos sirve al resto del reino para preguntarnos: ¿Tú qué piensas, machote? ¿Qué te parece el vestido invisible del Rey? El voto es secreto y no vale abstenerse. No decir nada es decir mucho.


¡Qué bien, estoy contento porque quizá ahora se abra el debate un poco más! Resulta que todo el mundo sabe que el Rey está desnudo, off de record se habla constantemente, hasta hay un sistema de apuestas sobre variantes y detalles de la desnudez del Rey, cosas de la ingeniería financiera global y el mundo del juego. Pero esta vez el niño (aquí no hay niñas), el  que ha hablado hoy está en el otro lado:


¡¡ Mis putas que no las toquen!!

¡Qué gilipenes! Claramente han enseñado la patita 343 militantes patriarcales. Han sido un poco bobos. Por si no hubiera quedado del todo claro, han añadido de una manera explícita que otro de sus objetivos es, ¡joder a las feministas!


Recapitulo con sus ideas. El dinero es masculino, les pertenece a los hombres, legítimos proveedores en exclusiva. Reconocen que tienen un punto débil y un incordio. El punto débil es un exceso de pulsión sexual insaciable, que en este momento se han puesto tan nerviosos como yonquis. Hay un tipo de mujeres cómplices que son las mujeres pobres que tienen un capital erótico alto, objeto de deseo, y coincide que necesitan el dinero. Es un simple trueque sin importancia. Muchos de ellos apostaron hace años por la tarifa plana, su legítima, una mujer que era asistenta, prostituta dependiente, y madre de la estirpe. Como ya está amortizada, o ha terminado marchándose,  buscan mujeres sustitutas por horas o las alternan como ha sido durante siglos. Pero hay otro problema nuevo o incordio: las mujeres feministas. Estas son mujeres empoderadas con las que no se puede razonar  y es imposible negociar sin hacerles trampas, ¡pues a joderlas! ( ¡Qué gilipenes!).


Este blog es de masculinidades. Dentro de las masculinidades y la construcción de la identidad masculina se encuentra la sexualidad como una parte importante. Esta entrada irá en la pestaña de las masculinidades tóxicas puesto que las masculinidades prostituidoras tienen numerosas consecuencias tóxicas tanto para sí mismos como para otras personas. Y tiene que ver con el empleo, con la economía y la clase, con la sexualidad, la familia, con los cuidados y autocuidados, con la inmigración… 

Tiene que ver también con las masculinidades educativas. Este año vi a un papá que en un parque delante de mí le dijo a su hija de 7-8 años: ¡Cariño, te doy un euro si me das un beso! Se lo dio, ¡vaya que se lo dio! Por cierto, la mamá de la niña es ama de casa a mucha honra, como ella dice, también le escuché eso en otra ocasión.

Como este tema es un gran jardín global, ya no sé si entro o salgo de uno, por eso voy a comentar otra opinión de una esposa hablando de su marido, y demostrándome su sentido de  la sororidad. Me dijo algo que sinceramente me escandalizó: 

¡ A mi me da mucho asco, si quiere una mamada que se la pague!

Es muy difícil imaginarse que pudiera pasar al revés...
 




Recomiendo encarecidamente el proyecto de Zeromacho. Proyecto mundial Zeromacho. Un saludo cariñoso desde aquí a mis amigos franceses Florence y Lucas. ¡La France aussi! Este proyecto tiene que ver con el tipo de mundo que queremos construir. Lo personal es político, no lo perdemos nunca de vista. ¿Todo lo personal es prostituible  por el capital o el mercado?. La trata de personas, la esclavitud y la prostitución son muy complicadas de separar en la práctica. 






Hay hombres que decimos NO a la prostitución y hemos firmado OTRO MANIFIESTO. Ya somos más de dos mil ¡Con mi dinero no! Tengo muchas dudas sobre si el dinero que llevo al lado de mi bragueta es mío, pero de lo que estoy seguro es de que ESE DINERO NO SOY YO. Supongo que entendéis lo que quiero decir, y seguramente Ortega y Gasset también.

Reclamo mi derecho a currarme con esfuerzo las relaciones afectivas y/o sexuales en todas las edades de la vida. Reclamo el derecho a tener las relaciones sexuales desnudo de verdad, sin máscaras, ni performances, ni demostraciones estúpidas, con intimidad, complicidad, placer mutuo y recíproco, mirando a los ojos en relaciones de equidad. De sujeto a sujeto,  ¡no de sujeto a sujeta! Y para no ser heterosexista hay que incluir también relaciones de sujeto a otro individuo sujetado. (Por otra parte, interesante el tema de la  prostitución en sentido amplio visto desde la perspectiva de las mujeres lesbianas).

Simplificando mucho, el metro cuadrado que intento controlar yo busca activamente los placeres de la sexualidad y la comunicación sin que se prostituya por el dinero ni la violencia.




Hay veces que da igual que sean molinos o sean gigantes, haciendo un guiño a nuestro Quijote, pero en este caso a los gigantes les han salido  343 niños muy gilipenes, que han protestado porque les han tocado sus putas y se han puesto como yonquis...

1 comentario:

¡ Muchas gracias por regalarme tu opinión !